Pros y contras de los escritorios virtuales

Interesante artículo a tener en cuenta si nos planteamos implantar VDI en nuestra empresa.

Copiado de: http://www.computerworldmexico.mx/Articulos/22212.htm?goback=.gde_1845489_member_104127245#

Muchas organizaciones siguen ejecutando Windows XP en muchos o incluso todos sus PC de escritorio, bien sea porque la migración requiere costosas actualizaciones de hardware o porque simplemente no hay razones de peso para mover a los usuarios a un nuevo sistema operativo, así como el software y las aplicaciones que van junto a él. En algunos casos, ambas justificaciones se pueden aplicar sin duda.
Pero si tenemos en cuenta que Microsoft ya ha dejado de emitir revisiones de seguridad para Windows XP y va a concluir todo el apoyo para el sistema operativo en 2014, esa estrategia no podrá mantenerse por mucho más tiempo.
Por ello, una alternativa viable es la virtualización de los escritorios. Las soluciones de Virtual Desktop Infrastructure (VDI) utilizan el hardware de un servidor para ejecutar sistemas operativos de escritorio y aplicaciones en una máquina virtual. Los usuarios acceden a estos puestos de trabajo virtuales que utilizan sus PC existentes. De esta forma, no sólo se elimina la necesidad de actualizaciones de hardware en las estaciones de trabajo, sino que también permite al usuario cambiar entre entornos operativos, como Windows XP y Windows 7, según se adecue uno u otro más a sus necesidades puntuales.
Es más, VDI hace las tareas administrativas y de gestión mucho más fáciles porque cada estación de trabajo conectada puede utilizar la misma imagen. Con sólo instalar el sistema operativo y las actualizaciones de aplicaciones y parches de software a la imagen, todos los sistemas de escritorio se actualizan automáticamente y quedan parcheados. He aquí una lista con algunos pros y contras de esta tecnología:
1. Todos los usuarios de escritorio pueden utilizar la misma imagen.
Pro
: Tener todos los usuarios utilizando la misma imagen reduce los costes administrativos y de soporte.
En contra: Seguramente necesitará una imagen única para cada usuario que requiera un conjunto diferente de aplicaciones, tenga que guardar las configuraciones personales o simplemente necesite la libertad de instalar sus propias aplicaciones. Esto rápidamente multiplica el consumo de almacenamiento en el servidor de VDI.
2. El procesamiento se mueve desde las estaciones de trabajo individuales a un servidor de VDI.
Pro
: No hay necesidad de actualizar numerosos equipos para cumplir con los requisitos mínimos de hardware del nuevo sistema operativo.
En contra: VDI requerirá una importante inversión en servidores y posiblemente en almacenamiento e infraestructura de red. El coste total de todo este hardware podría superar al de un PC tradicional.
3. Los costes de hardware son más fáciles de manejar ya que casi todo va a residir en el centro de datos.
Pro: En lugar de comprar una serie de PC que se dispersarán por toda la oficina, o incluso de fuera de la oficina si se está empleando mano de obra móvil o remota , se adquiere un sistema de primas, con fuentes de alimentación redundantes, una red de UPS, almacenamiento de alto rendimiento y gran ancho de banda que ofrece hardware eficiente para todos los usuarios por igual.
En contra: La adquisición de un gran servidor significa un gran desembolso inicial en comparación con los PC de bajo coste que pueden ser adquiridos en varias etapas o actualizando de pocos en pocos. Asimismo, si el servidor se cae, todos los usuarios que confían en esa máquina van a ser incapaces de trabajar. En cambio, si un PC deja de funcionar, sólo ese usuario se ve afectado.
4. El mantenimiento de una única imagen de sistema operativo reduce los costes de gestión y soporte.
Pro
: Instalar aplicaciones, parches y controladores de una sola vez y que todos los usuarios se beneficien de la actualización de la imagen.
En contra: Los administradores tendrán que aprender las capacidades del software de VDI y sus limitaciones. Los usuarios que requieran aplicaciones únicas o sus propios ajustes de personalización pueden dar lugar a una proliferación de imágenes, lo cual puede llegar a ser más difícil de manejar que si opera desde estaciones de trabajo independientes.
5. Ante un problema, solo hay un sistema en el que solucionarlo.
Pro
: Los problemas en general, se pueden resolver desde dentro del centro de datos, sin necesidad de tocar a los PC actuales. Dado que a las imágenes por lo general se puede acceder desde cualquier estación de trabajo conectada, el usuario que experimenta problemas de hardware en su PC habitual, simplemente puede ir a otra estación de trabajo y acceder sin ningún tipo de traba a sus datos y aplicaciones.
En contra: Cualquier problema que afecte al servidor afectará a múltiples usuarios. Por esa razón, es una buena idea configurar servidores redundantes como mecanismo de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.